• Yogasutras de Patañjali
    yogasutras de patañjali Aforismo 1 Samādhipāda, las metas del Yoga...

    yogasutras de patañjali

    YOGASUTRAS(1)

    Aforismo 1

    Samādhipāda, las metas del Yoga

    Atha Yogānuśāsanam

    अथ योगानुशासनम्

    “Ahora se describe la disciplina del Yoga”

    Comentario: yogasutras de patañjali

    <<La palabra ATHA es empleada en este aforismo con 3 sentidos:
    1.- Favorable 2.- Privilegio 3.- Ingreso inmediato

    Veamos por qué. Toda la naturaleza (PRAKṚTI) está formada por tres elementos (GUṆAS) descritos en la filosofía SĀṂKHYA de la India. Estos tres elementos son el impuro, decadente, destructor llamado TAMAS; el activo o mantenedor RAJAS y el puro, evolutivo y creativo llamado SATTVA. Estos elementos se hallan en constante movimiento, impartiendo una dinámica a toda la naturaleza de la cual los seres humanos también somos parte. Siempre, un elemento predomina sobre los otros dos que permanecen subordinados. Todas las personas tienen uno de estos tres elementos dominando su personalidad. Aquellos con un intelecto impuro (TAMAS), debido a la gruesa capa de ignorancia que lo cubre, desarrollan su vida en la confusión. Piensan que el camino de su realización espiritual (DHARMA) es el de la realización puramente material (ADHARMA) y por lo tanto su intelecto requiere la dirección de normas dictadas por la autoridad y una enorme disciplina impuesta desde el exterior para poder lograr el progreso (RĀJA ANUŚĀSANA). Para estas personas es favorable la realización espiritual, siempre que tengan la dirección y ayuda que requieran.
    Las personas con un intelecto activo (RAJAS), tienen la facultad de discriminar entre los senderos de realización espiritual y material, notan la diferencia de ambos destinos. Los caracteriza la duda, el cuestionamiento y por lo tanto requieren de maestros espirituales y de textos que los guíen para lograr el progreso (ŚABDA ANUŚĀSANA). Son personas privilegiadas para la realización espiritual.

    Quienes poseen un intelecto puro (SATTVA) distinguen con gran claridad el camino del bien, no existen dudas ni son relevantes los cuestionamientos. La limpieza de su mente y corazón hacen que no requieran de guías o maestros, ni textos de ninguna clase. Estos ingresan de inmediato en el estado de unión o yoga y en la realización espiritual. Un intelecto puro realiza pronto el conocimiento del Ser y la percepción de sí mismos con sólo controlar las ondas mentales.>>

    yoga sanscrito PatañjaliAforismo 2

    YogaśCittaVṛttiNirodhaḥ

    योगश् चित्त वृत्ति निरोधः

    “El Yoga es el control de las fluctuaciones de la mente” yogasutras de patañjali

    Comentario:

    <<Yogaś ~ yoga; Citta ~ mente; Vṛtti – ondas mentales; Nirodhaḥ~ control

    El sistema del yoga nos dice que existen cinco estados de la mente.

    1.- De confusión (Mūḍha). En este estado predomina el elemento impuro (Tamas) y se caracteriza por una mente perezosa, olvidadiza, incapacitada para distinguir la diferencia entre lo permanente y lo impermanente. Es como un caballo desbocado.

    2.- De distracción (Kṣipta). Este caso se caracteriza por la predominancia del elemento activo (Rajas). Existe la capacidad de dirigir la mente con el pensamiento y ayuda del intelecto. La filosofía Sāṃkhya considera a la mente y al intelecto como sentidos. El pensamiento son las riendas que controlan el caballo.

    3.- De movilidad (Vikṣipta). La mente es inquieta y se mueve constantemente de un estado a otro alternativamente, de la felicidad a la infelicidad, de la actividad a la pereza, es decir, de pronto es impura (Tamas) y enseguida activa (Rajas) saltando sin cesar; ocasionalmente ingresa en estados de pureza (Sattva).

    Estos primeros tres estados de la mente se consideran naturales.
    Es necesario invertir el sentido de las ondas mentales para que la mente retorne a su origen. Para ello hay que cultivar los dos estados siguientes:

    4.- De concentración (Ekāgra). Ocurre cuando la mente es capaz de fijar la atención en un solo punto y no hay ningún otro pensamiento que la meditación, el meditador y el objeto de meditación.

    5.- De control (Nirodhaḥ). En este estado ya no hay ondas mentales, han cesado. El yogui distingue con gran lucidez la meditación, el meditador y el objeto de meditación y entra en un éxtasis limitado (Saṃprajñāta Samādhi).
    El cuarto y quinto estados de la mente son alcanzados por inducción voluntaria y son progresivos, se instalan paso a paso, donde el control (Nirodhaḥ) es el efecto de la concentración.>>

    Aforismo 3

    Tadā draṣṭuḥ svarūpe’vasthānam

    तदा द्रष्टुः स्वरूपेऽवस्थानम्

    “Entonces el alma reposa en su estado natural”
    Tadā ~ entonces; Draṣṭuh ~ el alma individual; Svarūpe ~ en su forma; Avasthānam ~ reposa yogasutras de patañjali

    <<Comentario:
    El apego o ligamento es causado cuando el alma individual (Puruṣa) se confunde con la mente (Manas), con el intelecto (Buddhi) y con el ego (Ahaṃkāra).

    La psicología del sistema del yoga nos enseña que el sentido interno (Antaḥkaraṇa) da existencia a la mente, al intelecto y al ego. Cuando este sentido interno simplemente fluye de un objeto a otro sin fijarse en ninguno se le llama mente. Cuando el sentido interno con la ayuda del conocimiento se fija particularmente en un objeto y distingue entre características opuestas, por ejemplo lo permanente y lo impermanente, se le llama intelecto.
    La ignorancia surge cuando el sentido interno se considera a sí mismo como independiente (de todo el resto de la creación). Si el alma individual se fija a esa ignorancia, pierde su forma natural produciendo el ego.
    Por lo tanto, la mente, el intelecto y el ego son obstáculos para el alma individual pues la mantienen inquieta, y le impiden por esto entrar en reposo y experimentar su estado natural.
    El alma individual es pura, libre y omnisciente en realidad pero se debate en la ilusión de estar ligada a la naturaleza, como un cristal transparente que parece estar teñido de color por su proximidad a una flor colorida.

    Con la práctica del yoga, cuando son controladas las ondas mentales, el alma individual sólo observa como un silencioso y quieto testigo todo lo que fluye y se mueve en torno suyo. Al cultivar el control de las ondas mentales, el alma individual queda como un espejo donde antaño se reflejaba todo y que ahora está limpio y vacío de formas y colores o como un claro estanque que una vez quietas las aguas, reflejan serenamente la luna.
    Las ondas mentales han cesado por la práctica del yoga y finalmente el alma individual está quieta, serena; en reposo perfecto, totalmente identificada con su origen, por eso decimos que reposa en su forma natural.>>

    Aforismo 4

    Vṛtti sārūpyam itaratra

    वृत्ति सारूप्यम् इतरत्र

    “De otra manera el alma individual permanece identificada con las fluctuaciones de la mente”

    Vṛtti ~ ondas mentales; Sārūpyam ~ la misma forma; Itaratra ~ de otra manera.

    <<Comentario:
    En este aforismo, Patañjali nos previene de las consecuencias de no lograr el control de las ondas mentales. Si el alma individual no es capaz de entrar en reposo en su estado natural, confunde su existencia con las mismas ondas mentales; cree ser esas ondas y se desploma inexorablemente en el ligamiento, en el apego. Dicho de otra manera, debido a la ignorancia, el alma individual se confunde y cree que es mente, intelecto y ego, que ella misma produce toda acción y todo gozo, en lugar de ser solamente un testigo silencioso>>.

    Yoga PatañjaliAforismo 5

    Vṛttayaḥ pañcatayyaḥ kliṣṭāḥ akliṣṭāḥ

    वृत्तयःपञ्चतय्यः क्लिष्टाः अक्लिष्टाः

    “Existen cinco tipos de fluctuaciones de la mente, algunas aflictivas, otras no aflictivas”
    Vṛttayaḥ ~ las ondas mentales; pañcatayyaḥ ~ son cinco; kliṣṭāḥ ~ dolorosas; akliṣṭāḥ ~ no dolorosas.

    <<Comentario:
    Los tres constituyentes de la naturaleza, Sattva, Rajas y Tamas son los que provocan la inquietud de la mente que a su vez produce las ondas mentales. Estas ondas mentales son dolorosas y no dolorosas, pero no por sí mismas, sino por sus resultados o consecuencias.

    La violencia, la ira y la enemistad son ondas mentales dolorosas que inducen a acciones incorrectas y producen sufrimiento. La compasión, la rectitud y el desapego son ondas no dolorosas que inducen a acciones correctas y causan felicidad.

    Las ondas dolorosas ocasionan acciones incorrectas, las no dolorosas acciones correctas.
    Las ondas dolorosas inhiben a las no dolorosas y viceversa; por lo tanto cultivando las ondas mentales no dolorosas expresadas como virtudes se extinguen las ondas dolorosas. Sin embargo, sabiendo que la meta suprema del yoga es la liberación, aquello no basta, es necesario ir más allá de los opuestos. Primero hay que controlar las ondas dolorosas mediante la actitud ya descrita y después deberá someter aún a las ondas no dolorosas, es decir, habrá que impedir inclusive nuestro asimiento al placer y a la virtud si queremos alcanzar la liberación.>>

    Aforismo 6

    Pramāṇa viparyaya vikalpa nidrā smṛtayaḥ

    प्रमाण विपर्यय विकल्प निद्रा स्मृतयः

    “Las fluctuaciones de la mente son 5: Los medios del conocimiento correcto, incomprensión, admisión de la duda, sueño y memoria.”

    Pramāṇa ~ conocimiento correcto; Viparyaya ~ conocimiento incorrecto; Vikalpa ~ admisión de la duda; Nidrā – sueño,  Smṛtayaḥ ~  memoria.

    <<Comentario:
    La filosofía Sāṃkhya nos dice que el universo se originó a partir de la dualidad; el inicio de la creación surge de dos realidades últimas, el principio de la conciencia (Puruṣa) que se refleja en el principio de la materia (Prakṛti).
    Las ondas mentales se fundamentan sobre lo animado e inanimado, el conocimiento y la ignorancia, es decir, son producto de esta dualidad de los opuestos.

    Como tales se dividen en estado de causa (primarias) y estado de efecto (secundarias).
    En el estado de causa, las ondas mentales asumen diferentes formas y son innumerables, tales como la violencia, la enemistad, el desapego, la compasión, etc.>>

    Aforismo 7

    pratyakṣānumānāgamāḥ pramāāni

    प्रत्यक्षानुमानागमाः प्रमाणानि

    “Los medios del conocimiento correcto son: la percepción directa, la inferencia y el testimonio verbal”

    Pratyakṣa ~ percepción; anumāna ~ inferencia;  āgama ~ testimonio verbal; pramāāni ~ medios del conocimiento correcto

    <<Comentario: Patañjali nos describe ahora las vías o aquellas ondas mentales necesarias para obtener el conocimiento correcto. La primera onda mental (percepción) se llama «pramāna>>. Por definición es la causa (Kāraṇa) más importante del conocimiento correcto (Pramā).

    Las escuelas Sāṃkhya y Yoga, hermanadas dentro de la filosofia de la India, reconocen y aceptan solamente tres ondas mentales para el conocimiento correcto:
    1.- Percepción (Pratyakṣa pramāṇa). Es el contacto directo de un objeto de percepción con un órgano de sentido o conocimiento que toma la experiencia directa de ese objeto; por ejemplo, el ojo y la luz.

    Las otras dos ondas mentales del conocimiento correcto (Pramāṇa vṛtti) son la inferencia y el testimonio verbal o escrito y son dependientes de la primera, por lo cual la percepción es considerada como causa primera.

    2.- Inferencia (Anumāna pramāṇa). Existe al tener conocimiento previo de un objeto y de todas sus características de manera tal que, sin tener la percepción directa, es posible saber de qué objeto se trata.

    3.- Testimonio verbal (Āgama pramāṇa). Es la onda mental del conocimiento correcto que acepta la validez del testimonio verbal, de los escritos sagrados y la enseñanza de una persona autorizada cuyo conocimiento de la verdad eterna está más allá de toda duda. La validez de los Vedas pertenece a este tipo de conocimiento que, de acuerdo a la tradición, no fueron escritos por seres humanos (Apauruṣeya), son eternos y rebasan toda duda o mal entendimiento.
    El sistema filosófico del yoga insiste que el único modo de lograr el conocimiento correcto es mediante estas tres ondas mentales. Sin embargo, al depender los medios del conocimiento de la percepción del objeto de conocimiento, siempre tendremos por ello un conocimiento relativo y no absoluto debido a que el objeto percibido es solamente una fraccion de la realidad. Por lo que para experimentar el estado natural de la conciencia absoluta (Puruṣa) es necesario controlar también los medios del conocimiento relativo. >>

    Aforismo 8

    viparyayo mithyājñānamatadrūpapratiṣṭham

    विपर्ययो मिथ्याज्ञानमतद्रूपप्रतिष्ठम्

    “La incomprensión es mal conocimiento y es contrario a la forma establecida del objeto”

    Viparyayaḥ ~ mal entendimiento; mithyājñānam ~ conocimiento incorrecto; atadrūpapratiṣṭham ~ contrario a su forma establecida

    << Comentario:
    La segunda de las cinco ondas mentales mencionadas por Patañjalī se llama «Viparyaya>> o mal entendimiento, que se fundamenta en la confusión, por ejemplo, creer que una soga es una serp1ente o que la concha nacar es plata. Todo conocimiento cimentado en la duda entra también en esta categoría porque la duda no está enteramente libre de confusión.
    La naturaleza del mal entendimiento reside entonces en experimentar la duda y la confusión en lugar de conocer el objeto real y es la causa de numerosas nociones equivocadas que sujetan al ser humano al proceso de la transmigración. Por lo tanto, para conocer el verdadero estado del principio de la conciencia (Puruṣa) es indispensable controlar el conocimiento incorrecto. >>

    Yoga Sūtras de Patañjali.

    Traducción directa del sánscrito y comentarios del Paṇḍita Rasik Vihari Joshi

    Deja tu opinión

    Name*
    Email*
    Website

    error: