• ¿Qué son y para qué sirven las mudrās?

    ¿Qué son y para qué sirven las mudrās?

    Las mudrās son gestos estilizados de las manos que se emplean en las distintas danzas de la India, en el teatro y en la iconografía, así como en numerosas prácticas yóguicas y en el āyurveda. En ésta última disciplina se considera que distintas mudrās pueden tener un efecto sobre nuestro cuerpo, y que son capaces de potenciar o refinar algunas funciones de nuestra mente. Esto se debe a que el cuerpo humano está compuesto de cinco elementos básicos o pañcamahābhūtas: tierra (pṛthivī), agua (āpas), fuego (agni), aire (vāyu) y espacio o éter (ākāśa). Cada uno de estos elementos cumple funciones determinadas dentro del organismo humano, y se considera que su balance asegura la salud del individuo o, en caso contrario, su desequilibrio acarrea la enfermedad.

    Cada elemento se encuentra de forma concentrada en cada uno de los cinco dedos de las manos, siendo éstas el principal órgano de la acción humana. En este sentido, se considera que es posible equilibrar la acciones y funciones de los elementos del cuerpo por medio de la manipulación dirigida y consciente de las manos, principalmente a través de la presión de ciertos puntos, de la acción de doblar ciertos dedos y combinar sus yemas en una forma precisa. Las equivalencias que establecen son estas:

    aPulgar – Fuego (agni)

    Índice – Aire (vāyu)

    Medio – Espacio (ākāśa)

    Anular – Tierra (pṛthivī)

    Meñique – Agua (āpas)

    a

    Generalmente buscamos la fuente de la salud corporal y mental en algún tratamiento externo, pero es maravilloso pensar que ciertas posiciones de nuestras propias manos pueden ser de gran utilidad para mantenernos saludables y longevos.

    Cada una de las mudrās debe practicarse observando ciertas pautas, pero lo que generalmente se recomienda es que al momento de realizarlas la persona se concentre en el gesto que está realizando, así como en los posibles efectos de esa mudrā. Los dedos que se tocan deben hacerlo de forma suave, sin gran presión, mientras que los dedos restantes deben permanecer extendidos pero sin estar tensos. El tiempo límite varía dependiendo de la mudrā, pero al principio se recomienda que cada una se realice alrededor de diez minutos con las dos manos al mismo tiempo.

    Jñānamudrā

    La palabra jñāna deriva de la raíz sánscrita jñā, conocer, percibir, entender, y se refiere a un conocimiento superior que permite comprender de manera profunda los principios fundamentales de la realidad. El jñānamudrā tiene la capacidad de incrementar y agudizar algunas funciones mentales como la atención, la memoria, la concentración y el entendimiento. Se considera que su práctica puede reducir e incluso curar desórdenes mentales como la histeria, la ira y la depresión, así como ayudar en el tratamiento del insomnio.

    La jñānamudrā también es conocida con los nombres de Vitarkamudrā, “Mudrā del razonamiento”, y Vyākhyāmudrā,Mudrā de la instrucción”, pues se considera que algunos devas y ciertos seres humanos extraordinarios como el Buddha lo han utilizado al momento de instruir o transmitir sus enseñanzas.

    La posición de esta mudrā es muy simple: el pulgar y el índice se tocan, mientras que los dedos restantes permanecen extendidos con suavidad.

     

    Es agradable pensar que así como nuestro propio cuerpo y mente son a menudo la fuente de todas nuestras enfermedades, al mismo tiempo nos otorgan las herramientas para erradicarlas. ¿Te gustaría experimentar los efectos de la jñānamudrā? Solo necesitas tus manos y un poco de tiempo y voluntad. ¿Por qué no te obsequias un momento para hacerlo y luego nos cuentas tu experiencia?

    ¿Qué son y para qué sirven las mudras?

    ⊗⊕⊗⊕⊗⊕⊗⊕

    a

    āyuṣyaṃ te / “Que tengas salud y vitalidad”

    Mudr

  • Aprende en línea
  • Deja tu opinión

    Name*
    Email*
    Website

    error: