• Los sueños de la esposa del Buddha
    Los sueños de la esposa del Buddha Diferentes tradiciones budistas...

    Los sueños de la esposa del Buddha

    Diferentes tradiciones budistas nos cuentan que Siddhārtha, antes de convertirse en el Buddha Gautama, vivió como cualquier otro laico, se casó y tuvo un hijo llamado Rāhula. Su esposa, una princesa de la tribu de los Koliyas o de los Śākyas poseía una gran hermosura e inteligencia, así como un comportamiento intachable. Se relata que para casarse con ella, Siddhārtha tuvo que participar en un torneo de arquería, del cual salió invicto. El nombre de su esposa era Yaśodharā, “La que preserva la gloria”, y a veces también se le llama Bimbā, “Disco de la luna”, o Gopā “Protectora”. Cuando se casaron, ambos tenían solamente 16 años.

    Una noche antes de que Siddhārtha renunciara al mundo para buscar la liberación de la muerte y el sufrimiento, su esposa tuvo una serie de sueños perturbadores y de difícil interpretación que vaticinaban lo que estaba a punto de acontecer en su vida:

    • Durante el primer sueño vio que la tierra se agitaba, los árboles eran desenraizados por el viento, y el sol, la luna y las estrellas caían a la tierra.

     

    • Luego visualizó su cabello cortado en sus manos y observó que su diadema real se quebraba; sus manos y pies eran cortados y ella se encontraba desnuda; su collar de perlas y la joya de su cinturón se partían.

     

    • A continuación observó que las cuatro patas de su cama se rompían y ella caía al suelo, el bastón del parasol real se rompía, todos sus ornamentos caían y eran llevados por el agua; las joyas, ropas y corona de su esposo yacían esparcidas sobre la cama.

     

    • Finalmente soñó que todas las antorchas salían de la ciudad y ésta quedaba oscura, las celosías de oro se resquebrajaban, las borlas de perla caían y el océano se agitaba; la montaña Meru, eje del mundo, se estremecía hasta sus raíces.

     

    Los sueños de Gopā son terribles y mueven a la desesperación. Todos hemos tenido sueños parecidos en algún momento, imágenes oníricas de escenas pavorosas que nos desconciertan y preocupan. Desafortunadamente, la interpretación de los sueños es una disciplina imprecisa y de difícil ejecución. A veces lo que parece un buen sueño puede augurar algo no auspicioso y viceversa. Tas es el caso de los sueños de Gopā. Se despertó atribulada, llorando y llena de confusión. Para su buena fortuna, su propio esposo Siddhārtha era un experto en la interpretación de los sueños, por lo que se los aclaró de esta forma:

     

    • Soñar que la tierra temblaba y que las montañas se derrumbaban quería decir que los devas, nāgas, rākṣasas y bhūtas la considerarían como la más elevada entre los dignos de homenaje.

     

    • Soñar que los árboles eran desenraizados y que cortaba su cabello con la mano derecha significaba que ella pronto cortaría la red de aflicciones y se liberaría de la red de los fenómenos condicionados.

     

    • Soñar que el sol, la luna y las estrellas caían significaba que Gopā muy pronto conquistaría al enemigo que es la aflicción, y se volvería digna de ofrendas y elogios por parte del mundo entero.

     

    • Soñar que su collar de perlas se rompía, que estaba desnuda y que su cuerpo era mutilado significaba que pronto dejaría su cuerpo femenino y obtendría un cuerpo masculino.

     

    • Soñar que las patas de la cama se rompían, así como el mástil del parasol, significaba que pronto Gopā cruzaría las cuatro corrientes de santidad y vería a su esposo como el único en sostener el parasol real en los tres mundos.

     

    • Soñar que las joyas eran arrastradas por el agua, y las ropas y corona de su esposo yacían esparcidas en el trono significaba que Gopā pronto vería su cuerpo adornado con signos auspiciosos, recibiendo los elogios del mundo entero.

     

    • Soñar que las luces dejaban la ciudad y ésta quedaba en la oscuridad significaba que su esposo pronto iluminaría todo el mundo por medio del resplandor del conocimiento.

     

    • Soñar que su collar de perlas y su cadena dorada se rompían significaba que Gopā pronto rompería la red de aflicciones y destruiría la cadena de percepción conceptual.

    Así, lo que para Gopā parecían ser pesadillas o sueños de mal presagio, (duḥsvapna) en realidad eran sueños auspiciosos (bhadrasvapna) que por medio de imágenes perturbadoras anunciaban los grandes logros de su esposo Siddhārtha, así como la alegría que la misma Gopā experimentaría al desaferrarse de sus propias percepciones erróneas.

     

    La próxima vez que tengas una pesadilla, igual que Gopā, analiza si lo que estás perdiendo en el sueño en realidad es una pérdida o más bien una ganancia de otra naturaleza, quizá más elevada y profunda.

    a

    ⊕⊗⊕⊗⊕⊗⊕⊗

    Si quieres conocer acerca de los sueños que el mismo Siddhārtha tuvo antes de renunciar al mundo puedes leer al respecto en el artículo Svapna, ¿Qué sueñan los buddhas?

    a

    bhadrasvapnaṃ paśya / Qué tengas sueños auspiciosos

    Artículos previos
    Siguiente artículo

    Deja tu opinión

    Name*
    Email*
    Website

    error: